TIEMPO PARA MÍ Y TIEMPO PARA MI FAMILIA

TIEMPO PARA MI FAMILIA Y TIEMPO PARA MÍ

¿DE DONDE LO SACO?

Bienvenidos a otro café con moya si te apuntas en directo, si nos ves en diferido mientras cocinas, pues cocinando con moya, que lo haces mientras limpias pues limpiando con moya, sea cuando sea que nos escuches espero que sea una cena, comida, merienda con moya.

Es muy general en la sociedad la sensación de no llego, corre, hacer, hacer, hacer…

Despertador por las mañanas, arréglate corriendo, ayuda a los niños, desayunos, llévalos, recógelos, tu trabajo, extraescolares, deberes… un día, otro día. Que acabe el día y estés agotado/a es normal y hasta buena señal. Muy diferente a sentir que te falta el tiempo. Si esto es así es porque hay cosas que haces que no debes hacer, haces cosas desde un sentir erróneo o debes de hacer cosas que no haces.

Todos sabemos que el día tiene 24 horas y que es un tiempo objetivo que no está en nuestra mano ampliarlo. Sin embargo, este artículo que complementa el directo que hicimos al respecto tiene como objetivo invitar a una reflexión acerca de cómo estás aprovechando el tiempo, si tienes claras tus prioridades, así como darte herramientas para que puedas optimizar mejor cada día y, por tanto, a la larga, participar en el juego de tu vida de la forma más rentable.

El tiempo es un tesoro si lo sabemos gestionar por lo que es importante desarrollar la capacidad para tomar la mejor decisión en relación a como lo vamos a distribuir, en qué lo vamos a emplear y que intención voy a poner respondiendo a la maravillosa pregunta que activa nuestra conciencia: ¿PARA QUÉ?

Lo primero es concretar cuales son las acciones prioritarias de cada día y está claro que por un lado tenemos las responsabilidades familiares y por otro tenemos el cuidado a uno mismo.

Ambos son fundamentales y van de la mano. Quizás a priori no puedes ver la relación, pero entenderla será el primer paso para asumir el cuidado de uno mismo como prioritario también ya que, en la mayoría de los casos nos abandonamos cuando somos padres.

Por supuesto que es difícil cuadrar horarios, pero en la mayoría de las ocasiones ni lo intentamos por no priorizar nuestra salud mental, emocional y física, así como no pararnos a concretar y organizar por orden de importancia acciones.

TENER FAMILIA: COMPROMISO DE DEDICACIÓN DE TIEMPO

En artículos anteriores comentamos la importancia de dedicarles tiempo a los niños de calidad, de presencia, todos los días. Media hora de juego es la prevención más potente a conductas disruptivas, baja autoestima o construcción de vínculos sanos de adultos.

Por otro lado, para poder educar a los niños en valores de una manera adecuada requiere tiempo con ellos en casa. La adquisición de hábitos adecuados para la convivencia familiar requiere repetición con un seguimiento, correcciones y refuerzos adecuados y todo siempre con un equilibrio entre la firmeza y el amor, que ha de estar siempre presente.

Por tanto, si decidiste un estilo de vida familiar tienes un compromiso de vida en el que está claro que has de dedicar tiempo de calidad a la familia que hacías antes dedicabas a otras cosas. Muchos lo viven como que desde que tuve hijos se acabó la buena vida, si piensas así quiero decirte que estás equivocado. La vida familiar no es mejor ni peor que la de soltero simplemente es diferente, y en mi opinión, te da muchas más posibilidades para disfrutar tu experiencia de vida. El tema es que no lo sabes vivir así.

Si lo vives así te invito a que te formes y aprendas una nueva manera de comunicarte y organizarte en familia para que todos los integrantes puedan sentir que pertenecen al equipo más hermoso y construir vínculos amorosos sin necesidad de abandonar y cuidar la conexión con uno mismo.

¿PARA QUÉ PRIORIZAR MI BIENESTAR?

En primer lugar, para poder dar una buena compañía a los tuyos, no puedes dar calidad si lo que sientes es cansancio y falta de tiempo. Para dar hay que disponer de energía y ganas, lo que requiere estar nutridos emocionalmente así como mentalmente también.

En segundo lugar, para ser un modelo a seguir por tus hijos, con el que entiendan que el autocuidado es fundamental para poder tener una vida de calidad

En tercer lugar has de priorizar tu bienestar para disponer de energía sin la que el tiempo carece de valor.

Tiempo y energía

Cuidar un nivel energético en condiciones es fundamental para un buen aprovechamiento del tiempo. Una metáfora que lo explica sería si tienes Un coche alquilado una semana con 50 l de gasolina, el recorrido que podrás hacer no depende tanto del tiempo que tienes el coche como del carburante de que dispones, cuando se acaba se ha acabado, aunque tengas todavía días para tenerlo ya no podrás usarlo.

Con el tiempo y la energía pasa lo mismo, por un lado, es importante tener hábitos que te aseguren tener una vitalidad y energía abundante y por otro, sabiendo que cada día disponemos de un combustible que se recarga con el sueño es importante organizar las actividades con conciencia y poner las prioritarias en los momentos del día que de más energía dispones por lo que en la medida de lo posible pon las actividades que garantizan tu bienestar, ya que sin el cual no vas a poder rentabilizar el resto del tiempo

¿Cómo obtener más energía?

Todos conocemos los tips para gozar de una buena calidad de vida y sin embargo conocerlos en muchos casos no es suficiente.

Buena alimentación, descanso, ejercicio físico, 5 minutos para meditar, presencia para evitar fugas y malgastar energía.

Prioriza tus tareas, concreta y ubícalas en el tiempo. Ley de Parkinson.

Tendemos a la generalización y el cerebro si le dices algo sin matizar no responde.

Si has decidido tener familia, esta es una de tus prioridades. Construir vínculos amorosos y una educación basada en el respeto es fundamental así que toca concretar que acciones vas a realizar todos los días para ello y ubicarlas en el tiempo.

Por ejemplo, empieza el día jugando, poner el despertador un poquito antes para que podáis despertaros con tranquilidad, ubica un ratito de juego todos los días, las asambleas semanales o mensuales para acordar o revisas normas de convivencia familiar.

Tu bienestar es otra prioridad así que has de ubicar tus 30 minutos- 1 hora de ejercicio físico. Concreta qué actividad y cuando la vas a hacer. Ese ratito para meditar. Cuando harás compra, qué quieres aprender o mejorar, localiza cursos, audios y ubica su escucha mientras conduces, limpias, cocinas… Tu autoconocimiento es básico, concreta con qué actividad lo vas a desarrollar y cuando.

La pareja es el motor de la familia y por tanto su puesta a punto es prioritaria. Reserva un espacio para vosotros semanal y diariamente hábitos de vinculación amorosa.

La presencia es la garantía de que el tiempo invertido ha sido optimizado.

 
 
 

Agenda una primera sesión informativa y sin compromiso contacta conmigo por privado 

Descárgate mi libro «Pon tu FELICIDAD en FORMA» 

https://nuriasanchezcoach.com/…/pon…

Apúntate a mi gym online mente-emocional los viernes de 7-9 y pon tu mente en forma al servicio de una vida consciente.
APÚNTATE 

https://nuriasanchezcoach.com/gym-onl…

Fórmate con nosotros y aprende estrategias así como una comunicación para construir una familia feliz. La familia es un estilo de vida libre de elegir. Ir pa ná es tontería. Aprende a disfrutarla más cada día.

TALLER PARA FAMILIAS PERFECTAMENTE IMPERFECTAS
APÚNTATE AQUÍ 

https://nuriasanchezcoach.com/element…

Si quieres profundizar más en el desarrollo personal accede a este curso
CURSO: «Del Universo a tu mundo interior en 30 días»

https://nuriasanchezcoach.com/curso-d…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *