IDENTIDAD CONSCIENTE

El cerebro es un yonqui emocional

El cerebro es un yonqui emocional al que hay que alimentar para que sienta amor seguro y valoración.

Poner en FORMA tu FELICIDAD requiere tener una identidad bien programada. De no ser así, es muy fácil prostituirnos por amor dejando de disfrutarnos y construyendo relaciones toxicas en las que se intercambia un amor prostituto.

Quien más y quien menos lo hace, lo valiente es admitir nuestras fallas, pues tendemos a negarlas con máscaras de superioridad y dureza. Todos necesitamos de relaciones basadas en una correspondencia de amor pero, si no se parte de identidades conscientes o al menos en proceso, construiremos relaciones prostitutas y tóxicas. Relaciones en las que das o haces para recibir. No estando al servicio de nuestra mayor responsabilidad que es bendecir la vida desde una conexión con nuestro ser interno.

Invertir en el dominio de tu mente es la mejor inversión de tu vida

El dominio de la mente y la reprogramación consciente es la actividad más valiosa e inversión más rentable para todo ser humano.

Habituar dar, por el mero hecho de disfrutarte, y construir un YO SOY llenetico de amor propio y a la vida. Un YO SOY que pueda al mismo tiempo favorecer al otro a que brille respetando su individualidad. Qué importante el desarrollo de una inteligencia espiritual, sobre todo en la adolescencia etapa en la que si no has tenido buenas referencias es muy fácil decidir ser un YO prostituto que tiene todas las papeletas a sufrir mucho. Además cuando nos movemos con estas identidades que yo llamo en mi libro ego miedo, no solo refuerzas una relación con la vida deleznable sino que favoreces al otro a que también lo haga. Nos retroalimentamos si no estamos despiertos.

Y en esto, que parece tan serio, ha de estar siempre el HUMOR presente.

Reírnos de nuestras miserias hace más fácil que las mejoremos😉😃

Si quieres profundizar más en el desarrollo personal accede a este curso 👇https://nuriasanchezcoach.com/curso-d

1 comentario en “IDENTIDAD CONSCIENTE”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *